Bonsái



Bonsái es el apodo que le ponen a Sebastián por ser el más bajito de su clase. El está enfrentando varios problemas a la vez: eludir los tontos discursos de su madre, "la separada", definir por qué lo inquieta tanto su traviesa prima Eva-Marie; resolver si es homosexual o heterosexual; y dejar de hacer preguntas difíciles a los profesores.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi corazón a veces salta como un sapo

Rutsí, el espíritu de la selva