36 kilos

Fernanda y Regina son muy buenas amigas, desde muy pequeñas y han compartido las aventuras y trances más significativos de su vida. Ahora que están acabando la preparatoria traman audaces planes antes de su graduación, sin saber que la salud de Regina está cayendo en picada debido a su obsesión con las dietas y la delgadez. En esta páginas presenciamos el proceso con los ojos de Fernanda, en un recuento de días de relajo y noviazgos que es al mismo tiempo la historia de una amistad a toda prueba.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi corazón a veces salta como un sapo

Rutsí, el espíritu de la selva