El señor de los deseos

 Este encantador relato, pleno de humor, nos muestra que la mayoría de las veces el destino está en nuestras manos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi corazón a veces salta como un sapo

Rutsí, el espíritu de la selva