En búsqueda del bien común: ética y política

La conciencia de una responsabilidad comunitaria cobra toda su urgencia: no podemos prever el futuro; sin embargo, podemos establecer un principio exigente: habrá paz en la medida en que toda la humanidad sepa redescubrir su vocación originaria de ser una familia, en la que la dignidad y los derechos de las personas de cualquier estado raza o religión, sean reconocidos como anteriores y preeminentes con respecto a cualquier diferencia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Rutsí, el espíritu de la selva

Mi corazón a veces salta como un sapo