Un mes con María: reflexiones para cada día

Un mes con María quiere ayudarlo a conocer más la intimidad de María, que es el camino que conduce hasta Cristo. Quiere acercarlo a la madre que, mejor que cualquier otra criatura, conoce a Jesús, su Hijo. Se trata de una invitación a contemplar, cada día, con María, el rostro del Hijo de Dios: cada encuentro con ella  se debe transformar en un encuentro con el mismo Cristo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi corazón a veces salta como un sapo

Rutsí, el espíritu de la selva