La leyenda del signo

Rafael y Nicolás son los peores amigos, sus diferencias eran tan fuertes que sus respectivas madres deciden castigarlos haciéndolos pasa juntos una semana en la casa de campo de la familia de Nicolás. La tarea de los chicos es reparar una casa del árbol. No saben que ese árbol es un acceso a un mundo fantástico y que tendrán que resolver su misterio para lograr que el equilibrio del mundo se mantenga. En el proceso, su relación se convertirá en una sólida amistad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi corazón a veces salta como un sapo

El abc de la mitología griega y romana

Rutsí, el espíritu de la selva