Vietnam, la guerra que nunca acabó

Esta es la historia de un pueblo milenario, sufrido, humilde y desgraciado, y de una tierra donde convergieron los intereses de las grandes potencias a lo largo de muchos siglos. Cuando al fin callaron las armas, no por ello encontraron los vietnamitas, la merecida paz, como si todavía tuviera que hacer más méritos para su salvación

Comentarios

Entradas populares de este blog

Rutsí, el espíritu de la selva

Mi corazón a veces salta como un sapo